Oficinas

Cada tipo de trabajo requiere una respuesta diferente, pero el común denominador es siempre la búsqueda de luz y espacios que inviten a trabajar. A partir de espacios diáfanos, se propone el uso de mamparas y puertas correderas para limitar espacios con el fin de dejar los techos limpios para el paso instalaciones por ellos. Asimismo se usa el vidrio allá donde conviene que entre luz natural y se intercala con paneles opacos allá donde se requiere privacidad.